¿Cómo podemos conseguir que triunfen nuestros regalos promocionales? La clave del éxito de este tipo de objetos es que resulten útiles y funcionales. Así, si recurrimos a regalar objetos decorativos no estaremos explotando al cien por cien la utilidad que pueden tener estos obsequios. Una utilidad que será mucho más significativa sí optamos por regalar objetos como bolígrafos, tazas o bolsas.

 

Para conseguir el éxito en la elección de nuestros regalos promocionales debemos basarnos en conseguir la máxima utilidad de los mismos. regalos promocionales como artículos de escritorio, memorias USB, kits de cosmética o dulces y comestibles, son algunas de las ideas más utilizadas para conseguir que los regalos publicitarios de las empresas causen más impacto entre sus clientes potenciales. Todos ellos llevarán impreso el logo de la empresa, sin perder por ello su utilidad.

 

Regalos promocionales, cómo elegir los más adecuados

Hay numerosos regalos promocionales que multiplican la acción publicitaria de los obsequios convencionales debido a su utilidad. Objetos textiles como camisetas, chaquetas, paraguas, mochilas y gorras suponen alguno de los regalos con mayor utilidad para el cliente. Todo ellos además, incorporan impreso el logo o símbolo de la empresa. De esta forma, al ser usado por el cliente en lugares público multiplican la capacidad de impacto publicitario de los regalos promocionales.

 

Además de ser útiles, es recomendable que los regalos promocionales puedan ser usado con la mayor frecuencia posible. Por ello, a parte de los productos textiles, las tazas son también un obsequio muy recurrente. Sobre ellas se puede serigrafiar el logo de la empresa independientemente del material que hayamos elegido para confeccionarlas: vidrio, plásticos, barro… La utilidad de estos regalos promocionales, así como la de bolígrafos o cuadernos, se amplía más allá del campo doméstico, llegando a utilizarse y por tanto, creando una acción publicitaria en oficinas, colegios y lugares públicos.

 

Para otorgar estos regalos promocionales se puede recurrir a la captación de clientes en todo tipo de espacios. Lo más convencional es que los actos de promoción y publicidad tengan lugar en la propia empresa o en su entorno más inmediato. Sin embargo, en otras ocasiones el product placement puede trasladarse a escenarios más originales como parques de atracciones,un restaurante italiano o un estadio de fútbol.