Hace no mucho tiempo, una memoria USB era prácticamente un objeto de lujo al alcance de pocos expertos en el mundo de la informática. Los precios eran demasiado elevados y la capacidad de los USB limitada; pero hoy en día, todo es mucho más diferente. Los pen drives tienen capacidad de 2, 4, 8 e incluso 16 GB; y además su precio es tan económico, que hasta suponen una buena opción para realizar regalos a clientes y promocionar una empresa y sus productos. Las memorias USB baratas son sobre todo, las de origen ecológico.

 

La capacidad de los USB ha crecido y el precio ha bajado, pero además su estética también ha mejorado mucho. Cada vez hay más modelos, colores y formas a las que pueden adaptarse las memorias USB baratas. Hay USB en forma de coches, llaves, o incluso lingotes de oro. Además existen pen drives de múltiples colores, formas, tamaños… y existen también opciones ecológicas, que no sólo ayudan al medio ambiente, sino que además también suponen un abaratamiento en el coste del producto.

 

Memorias USB baratas, pen drives ecológicos

Las memorias USB baratas son una opción ecológica que contribuyen a mantener un mundo sostenible, en armonía con la naturaleza sin tener que renunciar a la ciencia y la tecnología más actual. Las memorias de tipo ecológico que se regalan a los clientes de una empresa, muestran que ésta mantiene un compromiso latente con el medio ambiente, transmitiendo estos valores a sus clientes actuales y posibles consumidores futuros.

 

Las memorias USB baratas y ecológicas están fabricadas con materiales que no dañan el medio ambiente y pueden además imprimirse con el sello o logotipo de la empresa, de forma que la acción promocional consigue un efecto mucho mayor. Estos pen drives se realizan en plástico ecológico y se presentan en un estuche de cartón reciclado.

 

Los regalos de empresa son un obsequio original para los trabajadores de una empresa. Estos pequeños obsequios pueden adquirirse a través de Internet y pueden ser pequeño material de oficina, como bolígrafos o cuadernos; chocolatinas, caramelos, o accesorios informáticos, como memorias USB.